Fran Martínez no puede faltar a Murcia Gastronómica. Fue de los chefs que asistieron al estreno y ha mantenido su fidelidad hasta hoy. Su proyecto, Maralba, se presenta cada año en Murcia. Con una estrella Michelin, su restaurante mezcla los sabores manchegos y mediterráneos en una combinación perfecta.

Almansa disfruta de este restaurante desde el año 2003 y presume de estrella desde 2011. No es su único éxito, el más importante es el de mantener desde hace años abierto un local tradicional, con la defensa de los productos de la tierra por bandera y haberse convertido en uno de los chefs más respetados y valorados de Castilla la Mancha. Su origen ilicitano le une a Murcia por cercanía y por admiración, la que profesa a nuestra tierra y a sus productos.

Su propuesta es un recorrido por los cinco sentidos, sintiendo los aires manchegos y mediterráneos, usando los productos siempre de temporada, entre los que destaca la carne de caza de los cotos castellanos y el pescado de las aguas mediterráneas.

Maralba es el balcón manchego con vistas al Mediterráneo que convence cada año a los jueces de Michelin por su sencillez, su fidelidad a los orígenes, por el respeto a la tradición y la puesta en valor de las materias primas de calidad. Todo bien aderezado con una mezcla de creatividad y originalidad que lo distinguen en el difícil mercado de la gastronomía moderna.