La gastronomía española tiene la suerte de que Germán Carrizo decidiera abandonar sus estudios de Derecho en Argentina y empezara a estudiar hostelería. El destino también quiso que recalara en España donde se formó y decidió asentarse para sacar adelante diferentes proyectos.

En el restaurante Submarino sentó las bases de conocimiento de la cocina española. Con ansia de más experiencia acabó en Denia, donde tuvo el privilegio de trabajar en El Poblet, uno de los locales de Quique Dacosta. Su profesionalidad y su estilo le llevaron hasta llegar ser jefe de sala de Vuelve Carolina y El Poblet.

En la actualidad está embarcado en tres proyectos con Carito Lourenço como compañera de viaje. Tándem Gastronómico, una asesoría culinaria es uno de ellos. El restaurante Fierro otro, espacio donde pueden materializar todos sus estudios en I+D y donde se desarrollan diferentes actividades como catas, cursos o talleres. El local es una puesta en escena de su manera de entender la cocina que se materializa en una única mesa de doce comensales. Doña Petrona es su nuevo local, ubicado en el barrio Ruzafa de Valencia y donde quieren dar un punto divertido y actual a la cocina.