150x150 Mikel RuizMiquel Ruiz está en la lista de cocineros que han renunciado a la esclavitud de la gloria y han apostado por hacer su propia cocina, la que sale de sus manos, sin el encorsetamiento de los premios y las menciones. Con esta filosofía, que llega después de años sometido al mantenimiento de la estrella Michelin, el Baret de Miquel tiene lista de espera y se ha convertido en un lugar de peregrinaje en Dénia para los amantes de la gastronomía.

El restaurante es un negocio familiar que se permite el lujo de cerrar en agosto. Un menú basado en el Mediterráneo, una decoración vintage con muebles rescatados del olvido y una filosofía por la que el cocinero disfruta de los fogones y trasmite el disfrute a los comensales, han llevado a este local al éxito.

Un precio que oscila entre los 25 y los 45 euros, permiten que cualquier comensal se acerque a las delicias que salen de la cabeza del Miquel Ruiz, quien tocó la gloria de las estrellas con su anterior local, la Seu de Moraira, y decidió bajar a la tierra para poder seguir haciendo la cocina que él quería.