aitorarregi

Con 15 años empezó Jesús López en el mundo de la restauración. Una tierna edad en la que no solo iniciaría su vida laboral en La Finca de Elche, sino que desarrollaría una pasión que después le llevaría al Hotel Milenio de Elche y más tarde lo embarcaría en un viaje gastronómico de la mano de Martín Berasategui en Lasarte.
Hoy esa pasión lo trae a la Región y le lleva a dirigir una de las salas más importantes del país. A las órdenes del servicio de La Cabaña de Finca Buenavista, López desarrolla una labor en la que el anuncio de cada plato supone un ejercicio de pedagogía, elegancia, simpatía y corrección. Uno de los motivos por los que este enclave cercano a La Arrixaca se ha convertido en referencia regional y nacional. Este ilicitano tiene también buena parte de responsabilidad en que la Cabaña de Finca Buenavista no cuente solo con un servicio envidiable, sino un entorno inigualable en el que los comensales pueden sentirse abrazados por la vegetación y protegidos por la calidez del lugar. Por todo ello, ganó en 2018 el galardón a Mejor Jefe de Sala en los II Premios de la Gastronomía de la Región de Murcia.